sábado, 27 de septiembre de 2008

Porque: “La Cangreja”

Las mejores cosas de la vida son gratis.
The best things in life are free.
Life is Good


Despues de la Semana Santa del año 2004 cambiaron muchas cosas en mi vida.
El proceso de diagnostico al presentarse síntomas definidos de que “algo” andaba mal, hasta que los Doctores Juan De Francisco y Enrique Pedraza M. determinaron que tenia : “la mala palabra”, como decía mi abuela Quica, fue realmente rápido : un par de meses!!!


Mi primera decisión fue fácil : ok, contémoselo abiertamente a familiares y amigos.

Como todas las cosas de la vida (no son en blanco o negro), esto fue muy bueno y “the greatest-great-cagada” al tiempo … el teléfono no paraba de sonar … y había que repetir el mismo cuento muchas veces en el día. Peor, tenía que manejar todo tipo de información de un lado importante e insignificante en el otro extremo (chismes, que la gente dice: … y a mí que me importa un culo lo que diga la gente!!!).
Llegue a cotizar en la ETB, esto trajo un repudio generalizado (pero era yo el que me tenía que mamar el tiempo en el teléfono), un servicio de Conferencia Telefónica a ver si lograba que todos los interesados se conectaran a una hora determinada y así contar una sola vez como progresaba esta película. No existía el Blog!!!!!

Aunque me aburría (OjO, si me sacaba la piedra la preguntadera, era problema mío, pues yo había tomado la decisión de hacerlo público. punto.) tener que repetir tantas veces la misma vaina y era tal el manejo de llamadas, que tenia lápiz y cuaderno a la mano para poder llevar el seguimiento de quienes se estaban conectando conmigo. Me fui percatando que a la gente – salvo los que estaban cercanos a una situación similar – le cuesta mucho decir-pronunciar-emitir la palabra CANCER. Quica tenía razón. Empecé hacer una lista de las denominaciones y epítetos usados por la gente:

… que te has enfermado …
… que estas indispuesto …
… que tienes un percance …
… que tienes un achaque de salud …
... que la luna (el mundo) te esta jugando una mala pasada ...
... que tienes una culebrita ...
… que andas complicado …
… que estas jodido …
... en fin, logre anotar 29 formas diferentes (el petate en que andas...,lo tuyo..., no se que decirte..., no repito mas para no aburrirlos) de decir cáncer veladamente, que van en el espectro desde la forma más amorosa como lo decían las abuelitas en el pasado: “supe que estas embromado”, hasta la que me dijo un buen amigo de mi infancia: “eeerrrda viejo Alvaro, me contaron que te dio la verga esa” … entonces comprendí que había que ponérsela fácil y agradable a la gente para lograr una comunicación más tranquila.

Por otro lado, mi vida profesional ha estado marcada por el manejo de problemas. He tenido que afrontar muchísimos – Gracias a Dios -, lo cual me ha generado una buena experiencia para lidiarlos (convirtiéndome en algo así como un Mecánico de Empresas); con una serenidad y calma (la antítesis de mi personalidad) que solo conocen los que han estado junto a mi en esos momentos. En el lado personal – Gracias a Dios - no he tenido tantos, así que me fui por el siguiente camino : tenia que aplicar las enseñanzas aprendidas (a esto en el mundo Gerencial le llaman la Teoría de Conocimiento, pero se le desconoce continuamente y con conocimiento!!!), a ver como se solucionaba este nuevo problema que no tiene solución*.

Decidí entonces, en ese II Trimestre de 2004, iniciar EL Proyecto de mi vida. Como todos los proyectos deben tener un nombre o código secreto y a la gente le cuesta pronunciar la “mala palabra”, no necesite investigar mucho, ni “googliar” nada para conseguirle nombre.

El símbolo de Cáncer es el Cangrejo.

Esto, además, me permitía que además tuviera una imagen corporativa que no he publicado, porque los diseños que he encontrado no me gustan… pero, (siempre hay “peros”!!!!!) como la enfermedad que me toco, a la que “clasifique”, es tan compleja, difícil e impredecible - como las mujeres - habría que manejarla en el sexo de Venus y así nace el Código del Proyecto :


La Cangreja.



Nota: Nada tiene que ver con el motelillo (“push-button” como dicen en Panamá) de Cartagena muy conocido y que lleva el mismo nombre. Así que no lleguen por allá pidiendo descuento bajo la pretensión de que ustedes están en el grupo de La Cangreja, porque nada que ver!!!.

* Solución : siempre he sostenido que :

Todo en la vida tiene solución,

hasta la muerte que es, en sí misma, la solución final.

6 comentarios:

carolina dijo...

Que buen recuento y explicacion del por que La Cangreja...como siempre muy entretenida y divertida la manera de contar la historia!!!!

Lo que me parece es que siguiendo las instrucciones del Dr Pedraza, esta vez el reencauche va a ser en el spa gastronomico de Clara Perez asi que ve preparandote para los cuidados y consentimientos que te esperan!!!! jajaja Despues de eso el 3 ciclo con seguridad sera un exito tambien!

Te mando un abrazo grande,
Caro

tally dijo...

En una Farmacia de Medicina China pregunte que alimentos ayudaban a espantar a LA CANGREJA, me contestaron" comel mucho mani con cascara , pone buena la sangle ".
un beso
Tally

Alvaro Jaramillo dijo...

Con todas las ganas que tenemos de verlos—hay que seguirle haciendo caso al Dr. Pedraza que evidentemente le esta dando en la cabeza a 'La Cangreja'. Como tu bien nos has enseñado hay que seguir planeando 'a largo plazo' para que el viaje y las vacaciones en NY con la 'gordita seria' sean con las defensas maximizadas y nos lo disfrutemos al máximo.

No dar papaya.

Un abrazo grande,

Kike

Chang Lee dijo...

Qué bien jalado este rollo, Alvarito!

Cuando leo algo que me impacta pero me deja tranquilo, me "quito el sombrero" por el escritor, y eso es lo que hago ahora con este escrito catártico:

Me quito el sombrero!

CRH.

P.S.

Coño!! Broder!! Yo no sabía que andabas "Embromao"!!!

Anónimo dijo...

Que bien, cuanto me alegra que la vaina vaya por buen camino, FE mi hermano, FE, que la vaina se endereza.

Toya no hecho sino borrar tus correos por que los relacionaba con la CANGREJA que tu comentas, ya descubrio que eras tu y nos reimos del tema.
Menos mal que no la cogió conmigo, tu sabes como son de especiales, siempre se imaginan lo peor.

Piedad dijo...

Álvaro, la verdad que me muero de risa con tus cosas costeñas y tu sentido del humor.
Sigo de cerca el blog y me siento parte del grupo anti-cangreja, de pequeña se me daba bien cazarlas en la ría de Ajo, el pueblo de mi abuela, las había a montones. Ojalá supiera cazar la tuya y comérnosla hervida en agua de mar, con un copita de Alvariño, precisamente.
No sé si al final viajareis, pero aquí os espero siempre. Un besazo.